Lo nuevo de Samsung Gear 2, Gear 2 Neo y Gear Fit pero con un pero




En este MWC Samsung ha realizado un movimiento maestro presentando una serie de dispositivos que nada tienen que ver con lo que ha presentado la competencia, y además, en ellos incorpora su propio sistema operativo compatible ya conocido por todos con el nombre de Tizen. Para el que no lo sepa de qué productos estoy hablando, os hablo de los Gear 2, Gear 2 Neo y GearFit.




Los dos nuevos relojes de los coreanos son estéticamente similares a su antecesor el Galaxy Gear, con un display Super AMOLED de 1,63 pulgadas. En su interior traen un procesador de doble núcleo 1GHz (en el modelo anterior era de 800MHz), 512 de RAM y 4GB de espacio de almacenamiento interno. En cuanto a la diferencia entre los dos modelos esta que mientras que el Gear 2 Neo no trae cámara, el Gear 2 incorpora una de 2 megapíxeles. Una cosa a destacar de estos dos relojes es su sensor de actividad cardíaca.



En cuanto al GearFit es una pulsera cuantificadora con pantalla curva Super AMOLED de 1,84 pulgadas, con correas de distintos colores intercambiables, y resistente al agua y al polvo, su diseño es elegante y distinto a todo lo visto anteriormente en este sector. También incorpora al igual que los relojes un sensor de actividad cardiaca.

Los precios de estas maravillas son los siguientes: Gear 2 Neo 199 euros, GearFit 199 euros y Gear 2 299 euros.


Los precios no se separan mucho de la competencia, y bajo mi humilde opinión son mejores que lo que hay ahora mismo en el mercado. Pero después de ponernos los dientes largos ver los modelos, los precios y lo que nos ofrecen, viene la verdadera razón por la que decidí escribir este post, ya que hablar de lo mismo que hablan otros blogs, o simplemente poner especificaciones de los productos, ya no es la política de nuestro, vuestro blog. Y seguramente os preguntareis, ¿entonces cual es la verdadera razón del post? Pues yo os lo explico, la cuestión es que Samsung cada vez quiere tener un circulo mas cerrado de clientes con sus dispositivos, por decirlo de algún modo fácil quiere atarnos a sus productos, y esto lo digo porque estos tres productos tan estupendos y con esas características que otros no tienen son solo compatibles con los terminales de Samsung. Algo que por una parte no me entra ene la cabeza y por otra si, me explico.

Con esta estrategia Samsung se asegura clientes fieles a su marca teniendo que adquirir tanto el terminal como cualquiera de estos productos, también se asegura a los clientes que tiene ahora, haciendo que se queden en la marca si quieren disfrutar de cualquiera de estos productos. Pero por otro lado pierde ventas de futuros compradores de dichos productos que aun estando con otros terminales Android podrían estar interesados en comprar alguno de estos accesorios, y pudiendo llegar a comprar en un futuro los terminales de los coreanos por estar satisfecho con los productos y lo que les ofrece.

Por mi parte no tengo problema porque aunque ahora mismo disfruto de un LG G2, siempre me ha gustado lo que me ofrece Samsung en sus terminales, aunque si habéis podido leer en otro de los post el ultimo terminal de los coreanos el Galaxy S5 no termina de convencerme, pero hasta que no lo pruebe o lea mas sobre el, no puedo negarle mi corazón.

0 comentarios :

Publicar un comentario