Mi libro



No esta el capitulo entero puesto que eso me lo guardo para cuando termine el libro y me parecía mucho texto para una entrada del blog. Espero que os guste y también espero vuestras críticas y sugerencias.


Capitulo 1 – El comienzo

Abrí los ojos lentamente y ante mí sólo pude distinguir palpando una tapa de madera, no sabía dónde estaba y menos aún cómo había llegado. Lo que sí sabía es que no podía moverme por la estrechez del lugar e intenté llegar al bolsillo del pantalón, ya que era donde guardaba un mechero con el que poder alumbrarme y ver realmente dónde me encontraba.

Tras un gran esfuerzo conseguí llegar al bolsillo y sacar el mechero, lo encendí y pude ver realmente dónde me encontraba. Aquello tenía una forma rectangular y era de madera.

¡Oh Dios mío! Estaba encerrado en un cajón de madera (posiblemente seria un ataud) pero lo peor no era eso, lo peor era no saber cómo había llegado a aquella situación. En esos momentos de incertidumbre por mi cabeza pasaban infinidad de preguntas y ninguna de ellas tenia respuesta; ¿Qué hacía allí?, ¿cómo había llegado?, ¿estaba bajo tierra o en superficie?, nada de aquello era lógico.

Mi nerviosismo iba en aumento, por momentos pensé que todo aquello era un sueño y cerré los ojos para intentar despertarme pero fue inútil.

Realmente me encontraba encerrado sin saber el porqué de esa extraña situación, mi corazón dio un vuelco,  mi sangre comenzó a recorrer con fuerza todo mi cuerpo provocándome un escalofrío que me recorrió toda la columna vertebral como si de un rayo se tratara. Por unos segundos creí desfallecer, pero recuperé la conciencia porque si eso me sucedía sería mi final y no me iba a rendir tan fácilmente.

Intentaba recordar qué había sucedido a lo largo del día, para así entender qué me había arrastrado hasta aquella situación.

A las 5:00 de la mañana, como todos los días me había levantado de la cama, me había duchado y estaba desayunando mientras leía las noticias en mi iPad. Al terminar, cogí el coche y me dirigí al trabajo; el resto del día transcurrió con toda normalidad sin nada que mereciera la pena destacar.

Sobre las 14:00 h. me fui a comer a mi restaurante habitual. Mientras comía me puse a leer como de costumbre las noticias y los feed que tenía en mi iPad… y tampoco sucedió nada raro.

¡Un momento! Sí, algo pasó fuera de lo común. Una chica morena, con los ojos verdes, se acercó a mi mesa y me dio un sobre, susurrándome en voz baja: "Hola Michael no tenemos mucho tiempo".

"Perdone señorita, creo que se confunde mi nombre es Richard (contesté algo desconcertado). La chica me miró, se levantó y se fue por donde había venido como si el mismísimo diablo la persiguiera. La verdad es que me resultó un poco raro, pero continúe leyendo las noticias y comiendo sin darle mayor importancia a lo ocurrido.

Terminé de comer y regresé a la oficina, donde toda la tarde la pase revisando y archivando antiguos expedientes. A las 19:00 h. salí de la oficina y como todos los días me dirigí al gimnasio. De camino hacia allí y estando parado en un semáforo, me pareció volver a ver a aquella chica morena con ojos claros (ya que por su atractivo se hacía difícil poder olvidarla) creí verla pasar por delante de mi coche y mirarme... pero como siempre yo estaba inmerso en mis pensamientos. Me sobresalto el sonido de un claxon que me hizo regresar de golpe a la realidad y continúe mi camino girando hacia la derecha en dirección al gimnasio. Y ahora que lo pienso, no recuerdo si finalmente llegue a mi destino.

Tras haber hecho memoria de todo lo acontecido ese día regresé a la realidad y seguía sin saber el porqué de aquella terrible situación.

Una pregunta machacaba mi cabeza, ¿Estoy enterrado?

1 comentarios :

  1. Resulta muy difícil escribir un libro y, sobre todo, enfrentarse a las opiniones, aunque siempre hay que tener críticas para así valorar cómo se ve el trabajo hecho por uno desde fuera. Así que aquí va mi opinión:

    No suelo meter al lector de lleno en la historia a base de engancharle con acción desde el primer momento, aunque para gustos los colores. Aunque, si empiezas de forma tan repentina, has de conseguir que la trama fluya sin cortapisas. Colocas excesivos signos de puntuación, demasiados puntos y comas que frenan la lectura ralentizando la misma acción, que tú pretendes mantener acelerada. También veo algunas cacofonías y repeticiones que influyen en este sentido: "dónde me encontraba", "... allí"... Veo una trama poco original con un personaje femenino introducido con calzador, y un misterio que no logra despertar el interés del que lee. Demasiado directo en los primeros párrafos y con poca sutileza, desgranando muy pronto la angustia del protagonista.
    Es muy poco para analizar y tampoco creo que te haga justicia una crítica. En la escritura no sólo influye el talento, sobre todo importa la práctica. Y si no dejas de escribir estoy seguro de que conseguirás llevar a buen puerto tu libro. y lo que surja.
    Puede que mi comentario te duela o no le encuentres sentido, pero recuerda que sólo es una opinión. No va con ninguna mala intención, yo también me encontrado en situaciones parecidas. ;)

    ResponderEliminar