Así hizo Samsung para conseguir que no se filtrara informacion del Galaxy S3


Samsung hizo un muy buen trabajo con el Galaxy S3 y ahora a través del blog oficial de la empresa reveló cuál fue el proceso que llevó a cabo para que no se filtrara. Es interesante, además de saber simplemente qué hicieron, también para enterarnos cómo trabajan las diferentes empresas.


La empresa coreana les prohibió a los ingenieros hablar sobre el dispositivo con sus amigos, familiares e incluso con la mayoría de los empleados ya que solo unos pocos podían tener acceso a esa información confidencial. De las fotografías todos se tuvieron que olvidar, como es lógico, y una de las tareas más complicadas que tuvieron los ingenieros era que tenían que describir los productos que necesitaban al grupo de adquisiciones. Esta sección de la empresa es la que se encarga de adquirir todo y como no podían decirles directamente que necesitaban tal o cual producto, tenían que explicar aproximadamente lo que necesitaban y que ellos compraran hasta que finalmente dieran con lo que necesitaban.


La seguridad del dispositivo en sí también era de lo más rígida. Los prototipos eran puestos en cajas de seguridad para ser transportados por la empresa. Lo interesante es que había tres diferentes dispositivos para confundir a aquellos que tuvieran la intención de filtrar información. Finalmente, cuando tenían que sea testeado en el exterior eran puestos en pequeñas cajas que no permitían ver su verdadera forma pero que, al mismo tiempo, los dejaba, por ejemplo, tomar fotografías.


WooSun Yoon, uno de los principales ingenieros dentro de la creación del Galaxy S3, aseguró que está muy complacido en que todo quedó tras las puertas de la compañía, pero que no puede describir la complicado que fue mantenerlo en secreto.

Fuente: Celularis

0 comentarios :

Publicar un comentario