iFixit nos desmonta el Motorola Razr



Como siempre los chicos de iFixit han desmontado el nuevo y flamante Motorola Razr, para llevar acabo este proceso de desmontaje son necesarios 20 pasos.

Separar la carcasa fue uno de los pasos claves, ya que el terminal está muy bien ensamblado y los enganches están bastante bien soldados. El primer componente que sale a la luz es su batería extremadamente delgada, aunque ocupa toda la superficie del móvil. Vistos los 1750mAh es algo normal ya que de otra forma no sería posible proveer de una autonomía considerable a este terminal.


Otros materiales que se pueden apreciar son la inmensa placa del teléfono con todo integrado: el chip de la memoria interna de 16GB Toshiba o el procesador de Texas Instruments de 1,2 GHZ. El resto de componente están conectados con fagas de conexión como la pantalla, el micrófono, la cámara de fotos o los altavoces.


El sumo cuidado con el que está todo integrado hace al Motorola Razr un terminal complicado de reparar.

0 comentarios :

Publicar un comentario